CURSO DE COCINA CON SOJA

Duración: 2 meses

"Conozna como elaborar e incorporar a su dieta a esta legumbre, para mejorar la nutrición y balance del cuerpo"

La soja y su composición nutricional. La soja como sustituto de productos derivados de animal. Derivados y sus productos alimenticios. Recetas para incorporar a la dieta diaria.

Desde hace seis mil años aproximadamente, los pueblos orien-tales, obtienen las proteínas que necesitan de un pequeño poroto que es, para ellos, leche, queso, carne y aceite; y por esto lo consideran entre los cereales sagrados, pues es como un milagro vegetal.

Si consideramos que el ser humano solo consume el 10% de los granos cultivados en el mundo y que el 90% restante es destinado al consumo animal, nos daremos cuenta que el ganado se convierte en un competidor, pues requiere de un enorme volumen de alimentos que podría utilizarse direc-tamente para la alimentación humana.

Los alimentos de origen animal tienen un bajo rendimiento respecto a los de origen vegetal que hace que su precio sea muy alto e inaccesible a la población de bajos recursos eco-nómicos.

La Soja contiene un alto valor proteico, bajo costo y alto rendimiento. Además por no contener altos contenidos grasos, como la carne roja, se evitan complicaciones cardiovasculares.

La Soja (también conocida como Soya o Sohu), es el nombre común de una leguminosa anual y de las semillas que forma.

Según la clasificación científica la Soja pertenece a la familia de las leguminosas (Leguminosae). Es la especie Glycine max. La planta es erguida, pubescente, de 0,5 a 1,5 m de altura, con grandes hojas trifoliadas, flores pequeñas de color blanco o púrpura y vainas cortas que encierran entre una y cuatro semillas.

Cuando la planta alcanza la madurez, entre 100 y 150 días después de la plantación, según la variedad, el lugar y el clima, las hojas viran al amarillo y se caen y las vainas adquieren en poco tiempo color tostado y se secan. Las semillas, casi esféricas, suelen ser de color amarillo claro, y también negro, castaño o verde en ciertas variedades raras. El hilo o cicatriz es negro, castaño o amarillo. Las semillas contienen alrededor de un 20% de aceite y un 40% de proteínas.